Los estacionamientos de los centros comerciales de Estados Unidos fueron la clave para descubrir la crisis que vive el sector actualmente. Fotos satelitales tomadas en noviembre del año pasado por la empresa californiana Orbital Insight dieron cuenta del estado del sector minorista, generalmente concentrado en torno a los malls.

Las imágenes de grandes estacionamientos vacíos demostraron la gran baja de público que ha llevado a dudar de la continuidad de tradicionales tiendas norteamericanas, como RadioShack o Sears. La primera se declaró en suspensión de pagos en marzo, mientras que la cadena Sears anunció tener dudas sobre la viabilidad del negocio en los próximos 12 meses.

Los peores enemigos de los malls en EE.UU. han sido la tecnología y los hábitos de consumo de las generaciones más jóvenes. Primero fue el turno de la aparición de Amazon y sus ventas online las que sacaron al público de los centros comerciales. Ahora es el turno de los jóvenes, quienes valoran más las tiendas ubicadas en el área urbana y no están dispuestos a viajar en auto hasta los centros comerciales.

Las cifras de los expertos no son más alentadoras: si entre 1956 y 2005 se construyeron 1.500 malls en ese país, hoy quedan unos 1.100, y en 10 años se estima que habrá solo 800.

Fuente El Mercurio

8 de mayo, 2017.